Cómo afectaron las primeras medidas del Gobierno al consumo
Economía

Cómo afectaron las primeras medidas del Gobierno al consumo

Un informe de Ecolatina asegura que la variable económica no logrará recomponerse en todo el año. La explicación detrás del fenómeno. 29 de Febrero 2016

Con el ingreso de las familias en jaque por la inflación, la economía argentina va a tener que buscar una alternativa distinta al consumo como motor de crecimiento. Eso deja implícito el último informe de Ecolatina, que aún después de la llegada de los aumentos salariales por paritarias pronostica una caída del 1 por ciento interanual en el gasto de los argentinos.

Según datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas registraron una caída del 2,3 por ciento durante el primer mes del año (si se compara la cifra interanualmente).

Si bien la caída del consumo de los primeros meses está relacionada con la contracción del ingreso real de las familias por la aceleración de la inflación, la raíz del fenómeno se encuentra en las medidas económicas implementadas por el gobierno electo para, según Ecolatina, “evitar el rumbo de colisión heredado”.

Así, el salto del tipo de cambio nominal, la eliminación de trabas y retenciones a las exportaciones y la quita de subsidios son para la consultora los principales causantes del incremento de precios.

En su informe, la entidad especializada en consultoría sostiene que “más allá de la necesidad de llevar adelante dichas medidas, al dinamizar la inflación estas tuvieron un impacto directo en el ingreso disponible de las familias”. De esa manera, los asalariados, jubilados, perceptores de la Asignación Universal por Hijo y de Asignaciones Familiares han visto como el poder de compra de sus ingresos disminuyó en los últimos meses.

Más allá de una recomposición nominal de 15 por ciento para el próximo marzo, la cantidad de bienes y servicios que pueden adquirirse con una jubilación mínima caerá 3 en el primer trimestre de este año con respecto al mismo periodo de 2015. Mientras tanto, el salario real de los trabajadores se contraerá cerca de 3,5 por ciento durante el primer trimestre de 2016, según asegura Ecolatina. “Como sucedió en 2014, el salto cambiario, los ajustes tarifarios (efectuados y esperados) y un clima recesivo, ubicarán los incrementos salariales levemente por debajo de la inflación”, agrega el informe.

Por su parte, con el aumento de 15,4 por ciento en marzo la Asignación Universal por Hijo volverá a cubrir el 90 por ciento de la canasta básica alimentaria de un niño -como en sus inicios, a fines del 2009. “Vale destacar igualmente, que el poder de compra de la AUH no caerá en el primer trimestre de 2016 gracias al aumento de 30 por ciento otorgado a mediados del año pasado y el ajuste automático otorgado a partir de marzo”, resalta Ecolatina. 

La consultora remarca a su vez que, “si bien significativos, los cambios en Ganancias no están a la altura de las expectativas generadas. Con la modificación del mínimo no imponible, 180 mil asalariados dejarán de pagar, pero la derogación del decreto 1.242/2013 implicó que al menos 220 mil trabajadores, y más de 100 mil jubilados, que no pagaban el impuesto comenzarán a hacerlo”.

La recuperación del gasto de los consumidores podría revertirse recién cuando comiencen a implementarse los incrementos salariales a acordarse en paritarias. Por esto, el informe estima que el consumo caerá durante el primer semestre un 2,2 por ciento interanual, para luego recuperarse mínimamente en la segunda mitad del año.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Dorban Gorgovich Reportar Responder

Muy pobre.

Videos

Notas Relacionadas