Carrió contra todos: con quiénes ya se peleó Lilita
Economía

Carrió contra todos: con quiénes ya se peleó Lilita

Explosiva y sin pelos en la lengua, la diputada se enfrentó a políticos de distintos sectores, incluyendo el propio. Un repaso por las disputas más emblemáticas.  19 de Noviembre 2014

Elisa Carrió, como una suerte de Juan Román Riquelme de la política, enfrentó a referentes políticos de todos los sectores -incluso del propio- y, ahora, decidió abandonar el espacio UNEN, sumando otro conflicto a su historial. “No soy insoportable, ni intolerante, fui muchas veces traicionada", había explicado, una vez, “Lilita”.

Néstor y Cristina. El enfrentamiento con el kirchnerismo nunca cesó. Carrió llegó a denunciar a Néstor Kirchner por presunta “asociación ilícita” y hasta llegó a asegurar que Cristina “debería ir presa”. Y no sólo eso: sin miedo a represalias, disparó: “Si llaman ladrón a un chico por robar una cartera, mucho más ladrona es la Presidenta, que no devuelve el dinero robado por su esposo”. Incluso, en 2009, tras la derrota legislativa del kirchnerismo, desde la Casa Rosada hubo un llamado a la oposición para dialogar. Y si bien todos los referentes políticos asistieron, Carrió prefirió no pasar por Balcarce 50.

Aníbal Fernández. Quizás su rival más emblemático. Carrió no se cansó nunca de disparar contra el actual senador. Sin pelos en la lengua, llegó a acusarlo de “garante” del narcotráfico. “El garante político de todo esto se llama Aníbal Fernández. Es un cómplice absoluto. Paró la ley que penaba la salida de efedrina, diciendo que violaba los derechos humanos. Es terrible”, dijo en 2011. Aníbal Fernández, por su parte, querelló a Carrió quien, cada vez que puede, vuelve a la carga.

Ricardo Lorenzetti. El titular de la Corte Suprema de Justicia tampoco escapó a sus denuncias. “Lorenzetti celebró un pacto espurio, miente y tengo pruebas”, alertó la diputada. En ese sentido, aclaró que no denunciaba a toda la Corte, sino que sólo le apuntaba a Lorenzetti. 

Pino Solanas. “Seré un activo militante por la unidad del espacio, pero no a cualquier costo. La discusión política no se resuelve con caprichos, gestos destemplados, provocaciones ni teatralizaciones”, dijo el senador en una nota con Página/12. Sucede que Carrió había dicho que los votos que consiguió Pino Solanas en su última elección se debieron a que compartía la fórmula con ella. “Esta señora no fue la que me eligió senador”, justificó Solanas. Ahora, tras la salida de Carrió de UNEN, los tironeos recrudecieron y Pino se enteró de la decisión de Lilita por la televisión.

Adrián Pérez. Supo ser uno de los políticos que crecieron junto a Lilita pero en 2013 todo cambió. Pérez decidió sumarse al Frente Renovador de Sergio Massa y abandonar, así, las filas de la Coalición Cívica. Fue en 2014 cuando ambos se volvieron a cruzar en un programa de televisión. Carrió no dudó en apuntarle: “Acá está el joven que me arrancó todo".

Segio Massa. El intendente de Tigre y diputado nacional también formó parte del abanico de contrincantes de Elisa Carrió. En un programa de televisión, Carrió había acusado a Massa de querer ir hacia un “estado narco” y, a través de Twitter, le disparó: “De la locura se vuelve, pero del narcotráfico no”. Por su parte, Massa decidió querellarla por “difamación”. 


UNEN. Su última pelea fue con la coalición de partidos armado recientemente. Entre las figuras políticas del bloque se encontraban Ernesto Sanz, Hermes Binner, Julio Cobos, Pino Solanas, Margarita Stolbizer, entre otros. Pero Carrió pegó el portazo. “Al suicidio no voy”, dijo. De fondo la pelea tuvo una discusión interna de UNEN: si había que aliarse con el PRO o no.  

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas