Aumentó 150% la participación del productor en la renta de exportación de trigo
Economía

Aumentó 150% la participación del productor en la renta de exportación de trigo

27 de Diciembre 2016

La participación del productor en la renta de exportación de trigo aumentó más del 150% y así por cada dólar exportado, pasó del 3,3% en diciembre de 2015 al 9,5% a este mes de 2016. La definición corresponde a un estudio realizado por las especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Sofía Corina y Emilce Terré.

"Eliminados los derechos de exportación y suprimidas las restricciones a las ventas externas que permitía el sistema de ROE verde, la capacidad de pago de la exportación para la compra de mercadería mejoró, achicando la brecha entre el precio FOB y el valor FAS", sostuvieron en el Informativo Semanal de la entidad.

Señalaron que el productor de trigo se queda hoy con 16 dólares por cada tonelada que cosecha: "Si explota un campo de 200 hectáreas, esto le equivale a recibir un sueldo mensual de 16.376 pesos, mientras que hace un año hubiese cobrado 4.711 pesos al mes". Por otro lado, la mejora en la renta del productor ha impactado en una enorme variedad de actividades conexas, que van desde la mayor demanda de insumos hasta la compra de maquinaria y equipos agrícolas.

"Es menester mencionar los beneficios agroecológicos que trae la inclusión de cereales en las rotaciones de cultivo para la sustentabilidad de los suelos en Argentina, al incrementar el aporte de materia orgánica y disminuir los daños por erosión mejorando la estructura del suelo y contribuyendo a la mayor eficiencia en la din mica hídrica y al reducir la presión de plagas derivadas de años de monocultivo de soja", precisaron las analistas.

También destacaron que "hoy el productor asegura estar dispuesto a redoblar la apuesta y seguir apostando al trigo la próxima campaña. Arrancando la campaña comercial de trigo en la región núcleo, dos factores se han combinado para mejorar los ingresos de los productores: más inversión en tecnología y ayuda de las condiciones climáticas dieron lugar a mayores rindes, por un lado", dijeron. Mientras que "la renovada fluidez de las ventas al exterior conjuntamente con la supresión de retenciones acortaron la brecha entre el valor FAS doméstico y el FOB de exportación, facilitando una mejora en el precio que recibe el productor, por el otro lado".

Según el reporte, la mayor inversión realizada sobre el cultivo en esta campaña se focalizó en un incremento de las dosis de fertilizantes nitrogenados y fosforados, ayudados a su vez por una caída del precio de estos insumos y mejores ánimos por parte del productor en obtener un grano de calidad.

Evaluaron que "sin lugar a dudas, las condiciones atmosféricas soplaron a favor, comenzando la campaña con los perfiles cargados de humedad sumado a lluvias y temperaturas adecuadas en los periodos claves de floración y llenado, que se tradujeron en 14% más de rinde respecto al ciclo anterior". Sin embargo, la buena productividad relegó el contenido proteico del grano.

"Respecto al precio de venta del trigo, en estos últimos doce meses ha ocurrido algo extraordinario: mientras su valor se desplomó en el mundo e incluso cayó la cotización FOB de nuestras exportaciones, el precio en el mercado doméstico del cereal ha registrado una notable mejora", agregaron.

El precio de referencia de la Cámara Arbitral de Rosario por el trigo grado 2 para entrega en las terminales de la región del Gran Rosario (valor FAS) pasó de 1.800 pesos la tonelada a mediados de diciembre de 2015 a alrededor de 2.350 pesos la tonelada en los últimos días, "con una suba de nada menos que el 31%".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas