Un lugar en el mundo
Columnistas

Un lugar en el mundo

Nota del editor de la última edición de la revista APERTURA, que muestra en tapa la paradoja de Axel Kicillof como "Empresario del año".

14 de Diciembre 2012




De acuerdo al índice de competitividad del World Economic Forum la Argentina se encuentra en el puesto 94 sobre un total de 140 países relevados. Para el foro económico, las condiciones macro siguen deteriorándose, con una estructuración institucional muy negativa (138) y el funcionamiento “ineficaz” de los mercados.

El Doing Business 2012, barómetro que analiza las regulaciones que afectan a las empresas locales en 183 países y clasifica las economías en 11 áreas de la regulación empresarial, tales como la apertura de una empresa, la resolución de la insolvencia, los permisos de construcción y el costo y pago de impuestos, tampoco marca grandes avances.

La Argentina ascendió un lugar, del puesto 114 al 113, pero la suba se produjo por el reacomodamiento de la escala de países y no por haber introducido reformas locales positivas. En el subranking del área de Registro de Propiedades, el país pasó del lugar 113 al 139. Por su parte, el Índice de transformación (Fundación Bertelsmann), que analiza la calidad de la democracia, la economía de mercado y las direcciones políticas en 128 países subdesarrollados y en transición, ubica a la Argentina en el puesto 31.

Tapa Apertura 228 Web (2)El país tiene su marca más baja en estabilidad monetaria y de precios con 5,5. El Índice de Competitividad Mundial que prepara el IMD y refleja las actitudes de 59 países respecto a los desafíos de la economía ubica a la Argentina en el puesto número 55, retrocediendo uno. Por su parte, el Global Trade Alert, que provee en tiempo real información sobre las medidas tomadas por los Estados que conciernen al comercio exterior, describe que sólo en el último año la Argentina acumula más de 50 medidas que “atentan contra los intereses comerciales extranjeros”. En el terreno de la transparencia tampoco hubo avances.

El índice que mide 176 países a nivel global ubicó a la Argentina en la posición 102, dos escalones más abajo que en 2011 y por debajo de Chile, Uruguay, Brasil, Perú y Colombia. No se reformó la Constitución ni tampoco hace falta, pero hay una re-reelección ya confirmada y es la del nuevo avance del estado empresario que va a contramano del GPS global de inversiones.

La expropiación de YPF y la guerra con el Grupo Clarín aparecen como los dos principales conflictos identificados por los 220 ejecutivos encuestados por la consultora CIO para analizar el año que termina. Concentran el 51 por ciento de las menciones. Tercero, lejos, asoman Techint y las declaraciones de Paolo Rocca en el Centro Argentino de Ingenieros. El Estado aparece en todos como el común denominador. Y una persona es sindicada por los empresarios como el “gran” articulador: Axel Kicillof. Paradoja de estos tiempos, el viceministro de Economía es el funcionario de 2012 para el 45 por ciento de los empresarios y, a su vez, el “empresario del año” si se consideran las firmas intervenidas, las posiciones que ocupa en directorios y su influencia para evaluar costos a cualquier precio. Lo sigue el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Su ascenso fue vertiginoso: pasó de no figurar en el top ten de 2010 ni en el de 2011 a convertirse en el nuevo hombre clave para el mundo corporativo. También ascendió varios casilleros en el ranking de los más influyentes, en el que se encuentra quinto, por encima de Tinelli y de Lanata, pero por debajo de la Presidenta, Moyano, Moreno y Macri. “Que no nos vengan a decir (por Repsol) que les estamos sacando algo que era suyo. (...) No les vamos a pagar lo que ellos quieran”, disparó el economista. Repsol, en tanto, pasó del relato a los hechos. Formalizó un reclamo en el CIADI por US$ 10.000 millones.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas