pablo_fernandez_crop_1371232759433.jpg
Columnistas

¿Qué hay de nuevo en el mundo de las redes sociales?

Por Pablo Martín Fernández 01 de Abril 2014


 

Facebook ya tiene 10 años y Twitter fue puesto online en 2006. Si bien, todavía, hay quienes ven a las redes sociales como una novedad, ya no lo son, aunque sí es cierto que poco queda de lo que eran al salir al mundo digital.

Facebook (1200 millones de usuarios) y Twitter (218 millones) “inventaron” –junto a MySpace– la categoría redes sociales a nivel masivo. Un eje que se mantiene omnipresente en las últimas modificaciones de estos y otros servicios es el rol de los smartphones como productores y consumidores de material. Este punto, un detalle de color hace un lustro, hoy, de la mano de espacios especialmente diseñados y más apps para celulares y tablets, es preponderante.

En este contexto, para calmar a accionistas y prensa que ven un futuro mucho más mobile que el actual, todos intentan mostrar sus mejoras en su oferta para celulares. Twitter dijo, en su salida a bolsa, que la plataforma móvil es el “motor de su negocio”. Para respaldar esto, mostró sólidos números en Wall Street: 75 por ciento de sus usuarios mensuales accedían al servicio a través de celulares o tablets. ¿Un dato más cercano al bolsillo de los inversores? Más del 65 por ciento de la facturación en publicidad también fue generada allí.

Facebook, aunque mucho más masivo, era muy criticado por sus apps, ya que las había dejado relegadas, por haber priorizado su sitio mobile (la versión a la que se accede al ingresar www.facebook.com en el navegador del celular), una estrategia que no le funcionó como esperaba. Ese fue el disparador, junto a la idea de frenar a un futuro competidor antes de que sea demasiado tarde, detrás de la compra de Instagram (US$ 1000 millones), en abril de 2012. La red social generada alrededor de la idea de publicar imágenes con filtros había nacido como una app para iPhone, sin sitio con el que poder interactuar en un navegador, y, así, había acumulado varias decenas de millones de usuarios.

Tras la compra, el equipo de Zuckerberg en Facebook se nutrió de parte del ADN de Instagram. Aunque intentó mantener el producto como un start-up aislado, para mejorar sus apps, logrando hacerlas más amigables para los usuarios que navegan la red social desde sus celulares. Esto, también, le permitió acercarse a un segmento adolescente que empezaba a darle la espalda y que encuentra al servicio de fotografía más atractivo que a la red en la que el “like” es el rey.

Un servicio de mensajes fotográficos que desaparecen del dispositivo receptor después de unos segundos es el nuevo niño mimado de Silicon Valley. Snapchat fue creado en 2011 y, gracias a sus más de 400 millones de envíos diarios y un foco en el tan ansiado público de 13 a 23 años, Facebook y Google intentaron comprarla por US$ 3000 millones y US$ 4000 millones, en noviembre de 2013. No lo lograron. Sin embargo, el contexto positivo que vivía Snapchat tiembla desde el 31 de diciembre, cuando se filtró en Internet información privada sobre más de 4 millones de usuarios.

A esto, se suma un nuevo interrogante. WhatsApp dice que tiene 400 millones de usuarios. Es el principal servicio de chat mobile del mundo (luego, vienen WeChat y Line). Lanzando algunas funciones, podría convertirse en un competidor de peso en el segmento. Quizás, por eso, circuló que Facebook y Google quisieron comprarlo. Por ahora, no pasó del rumor. Pero habrá que seguir de cerca todo producto que crezca en la pantalla de los celulares ya que, ahí, parece estar la próxima red social que conquiste el mundo. 

¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas