Foco en el usuario

Puede parecer un slogan pero no lo es. Las empresas que ayudan a sus clientes a interactuar con sus sitios tienen ventaja.

14 de Junio 2013




¿Qué hace que un sitio o una app sean más simples de usar que un producto similar creado por la competencia?

Muchos factores. Pero uno central y poco conocido fuera de su microecosistema es el de la usabilidad o cómo hacer que una interfaz sea amigable con el usuario. Un ejemplo simple: ¿cuántas veces escribió mal el password de un site porque, al teclear la palabra, aparecen asteriscos en lugar de los caracteres ingresados? La respuesta, seguramente, es “muchas”. Si bien esta modalidad se suele implementar por seguridad para que nadie pueda ver el código, Jakob Nielsen, uno de los gurúes de esta joven disciplina, dice que ese tipo de interfaz no tiene en cuenta al usuario. Si usted suele equivocarse al ingresar los caracteres, Nielsen está en lo cierto y, de casos simples como ese, hay cientos. En definitiva, a la hora de pensar un producto digital, se debe analizar cómo hará para que el usuario se relacione con su invención. Sobran grandes ideas que, al ser aplicadas, son difíciles de manejar por el usuario standard.


En ese caso, el que está equivocado es el creador, no el que recién conoce el nuevo producto, quien, luego de intentar un par de veces, se irá con algún site servicio que lo “trate” mejor. Esta disciplina, que se enfoca en la experiencia del usuario (muchas veces, abreviada como UX, por su sigla en inglés), se nutre de tests hechos sobre consumidores del producto a mejorar. Así, como sucede en otras áreas, lo que se ve en el laboratorio con personas relacionadas directamente con la gestación de un sitio es, completamente, diferente de la interacción con usuarios extraños a la construcción del desarrollo que prueban.

Otro concepto relacionado con usabilidad es el de interfaz del usuario (UI, por su sigla en inglés), que genera productos de diseño que serán operados, directamente, por el usuario. La interrelación entre ambos es clave en la gran mayoría de los casos. En los últimos años, el auge de los celulares generó un nuevo desafío para la disciplina: ¿cómo hacer que el usuario encuentre lo que necesita en una pantalla mucho menor? ¿Qué priorizar, teniendo en cuenta que, en general, la conexión es más pobre que la de una PC de escritorio? El trabajo en UX es un gran responsable de que miles de apps sean intuitivas. En ese sentido, Apple (iOS) es mucho más estricto que Google (Android) en homologar sus aplicaciones para que la experiencia de usuario sea cuidada y tenga la menor cantidad de sorpresas posibles a la hora de interactuar con un juego, servicio o red social.

En definitiva, un mundo de diferencia con el confuso software de las PCs de hace una década. El foco en el usuario no depende exclusivamente de diseño. No es un secreto que los términos y condiciones de los servicios online son aceptados sin leer por la mayoría de los usuarios. Con ese conocimiento, y pretendiendo mejorar el índice de lectura de sus miembros sobre los cambios en la plataforma, Tumblr lanzó, en 2012, una versión amigable de sus cambios. Así, luego de un largo párrafo con el contenido legal obligatorio, que casi nadie lee, el servicio de blogging escribió: “Cuando estás haciendo algo disponible públicamente en la Web, se vuelve prácticamente imposible borrar toda copia que se haya generado en Internet”.

De este modo, es mucho más simple de entender y es viable que alguien más lo lea. Quien quiera acercarse a estos temas debe saber que hay centenas de herramientas, muchas de ellas gratuitas, para probar cómo ven los usuarios a las invenciones digitales. Consejo: busque la que genere una mejor experiencia de uso. 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas