Los clásicos taxis londinenses serán eléctricos en 2018
Autos

Los clásicos taxis londinenses serán eléctricos en 2018

A partir de 2018 serán sustituidos por los TX, eléctricos de autonomía extendida que pueden superar los 600 kilómetros de alcance. 05 de Diciembre 2017

Que la industria automotriz está incursionando en los autos eléctricos ya no es ninguna novedad y actualmente reconocidas compañías se encuentran en plena expansión de este rubro. En 2018 le llegará el turno a los clásicos taxis negros londinenses, típica postal de la capital británica. La electrificación de la flota, así como la conversión de la London Taxi Company  en la London EV Company, responde a nuevas reglamentaciones que buscan bajar la contaminación a través de la disminución de emisiones, ya que Londres es una de las ciudades europeas con mayor contaminación del aire. Se implantarán unos TX eléctricos de autonomía extendida que aspiran a ser tan populares como sus predecesores.

Hay que aclarar que los modelos no serán  100% eléctricos, sino que contarán con un motor a nafta que les proporcionará autonomía extra para que jamás se queden varados. Contarán con tres modos de conducción "Smart" en el que el sistema va eligiendo entre sistema eléctrico y de combustión para optimizar el gasto de combustible y la autonomía, "Pure EV" o eléctrico 100% y "Save", en el que se usa el motor de combustión para ahorrar electricidad para cuando sea más necesaria. En cuanto a la batería, pieza esencial en cualquier eléctrico, será suministrada por uno de los mayores especialistas del mundo, la empresa LG Chem, que asegura que se podrán usar hasta 9.000 ciclos de recarga rápida sin que su capacidad se vea reducida en un 25%.

Según explica El Pais, lo nuevos modelos conservan la estética de los anteriores: el color negro de la carrocería, una parrilla cromada, los pilotos circulares y unas llantas que resultan bastante familiares. Incluso tienen puertas traseras de apertura hasta 90 grados para facilitar el acceso de los pasajeros. Sin embargo, en el resto de las áreas, como el interior, la tecnología y la mecánica, suponen un salto cualitativo, como puntos de carga para dispositivos móviles, así como de WiFi.

Los TX emplean un sistema eléctrico con una batería de gran capacidad que se combina con un pequeño motor a nafta de 1,3 litros que hace las funciones de generador. Gracias a ello tienen una autonomía eléctrica de 112 kilómetros en la que produce cero emisiones contaminantes y, una vez consumida, el bloque de nafta la amplía hasta un total que alcanza los 643 kilómetros. Su recarga en una toma rápida rondará los 20 minutos.

Su precio es de 50.000 libras esterlinas (unos US$75.000), cifra que resultó elevada a los integrantes del gremio, aunque la compañía defiende que a largo plazo supondrán un ahorro respecto a los diésel actuales, con un gasto semanal 100 libras menor en combustible.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas