2010 Beijing Auto Show
Autos

En 2018 llegarán 7 nuevas marcas de autos chinos al país

Las automotrices que desembarquen competirán con otros 7 fabricantes del gigante asiático que ya se comercializan sus modelos a nivel local. 28 de Julio 2017

Las 7 marcas chinas que comercializan autos en la Argentina esperan para los próximos meses la llegada al país de 7 nuevos competidores. Además del objetivo de alcanzar el 2 por ciento del mercado local a través de la venta de más de 15 mil vehículos en 2018, también 3 de los importadores se convertirán en fabricantes, según voceros de las empresas de origen chino consultadas por Télam.

En 2016, Geely, Lifan y Chery, todos importadores de vehículos chinos, vendieron un total de 5.100 unidades en la Argentina. Y para 2017, las firmas del gigante asiático estiman duplicar los autos patentados con la incorporación de las nuevas marcas que se sumaran al segmento. Es que además de las tres automotrices ya mencionadas, en los últimos meses se instalaron en el país JMC, Foton, Zotye y DFM.

Del mismo modo, los voceros coincidieron en que "en menos de un año se sumarán 7 nuevos jugadores del segmento oriental con la llegada de las marcas Brillance, DFSK, Dongfeng, Great Wall, Kandi, BYD y Haval". Y a su vez, tres empresas chinas anunciaron planes de producción en el país con inversiones que superan los U$S 100 millones.

"En el segundo semestre del año y a lo largo del 2018 se presentarán 7 importadores de autos fabricados en China para comenzar una estrategia comercial agresiva sobre la base de precios entre los $200.000 y $280.000, ofreciendo el mismo nivel de equipamiento de los modelos que se producen en la región", revelaron a la agencia de noticias estatal voceros de las empresas que ya están presentes en el mercado automotor argentino.

La firma Ralitor, importador de la pick up Foton, producirá camiones JMC y DFM en la ciudad de La Plata; BYD fabricará colectivos eléctricos en la provincia de Salta; y Dongfeng ya comunicó algunos detalles de su próxima producción de colectivos eléctricos en la localidad bonaerense de José C. Paz.

Dentro del segmento importador de autos chinos ya vigente en el país, la primera marca en instalarse fue Chery en 2008; actual líder de su categoría. En el primer semestre del 2017 vendió un total de 3.240 unidades: 2.300 de sus modelos Tiggo 3 y 5; 710 del pequeño auto urbano QQ y 230 del compacto Fulwin. "Seguimos con atención el desembarco de nuevas marcas chinas, ya que son nuestros competidores naturales en el país", respondió a Télam Diego Pizzichini, su director de márketing.

Sobre su consideración de la noticia, el directivo aclaró: "Lo vemos positivo desde el punto de vista del consumidor porque se amplían las opciones de venta sobre la base de vehículos de un valor menor y con tecnologías similares a lo que se produce en la región". Pizzichini comentó también que en el primer semestre del año, sus ventas aumentaron un 62 por ciento con respecto al mismo período del 2016 gracias a 2.885 nuevos patentamientos, hecho al que se sumó una participación en el mercado nacional del 0,67 por ciento.

Sumado a ello, aseguró que "las estimaciones de venta para el 2017 nos muestran una tendencia positiva, por lo que tenemos proyectado superar las 6.500 unidades patentadas con la incorporación del sedán Arrizo 5 y el utilitario deportivo liviano Tiggo 2".

También Paula Cavicchioli, CEO de Lifan Argentina, dio a Télam su opinión sobre el fenómeno: "El incremento del número de empresas chinas interesadas en vender autos en el país era previsible. China necesita salir de su mercado interno y llegar a regiones que reciban sus productos y sus potenciales proyectos asociados. El ingreso de nuevos jugadores al mercado va a sumar opciones a los clientes argentinos en calidad y precios".

Lifan fue la segunda marca de origen chino en instalarse en la Argentina a principios del año pasado. Según Cavicchioli, en los primeros seis meses del año 2017 la marca vendió 800 unidades, una cifra prometedora si se la compara con los 600 vehículos patentados en todo el 2016. La CEO adelantó también que "la venta proyectada para 2017 está en el orden de las 2.000 unidades. Y considero que vamos a lograrlo con nuestra gama de autos, camiones urbanos y la llegada del modelo My Way, que es un utilitario deportivo de siete asientos fabricado en China".

"Nuestra red se compone de 20 concesionarios oficiales y para fin de año nuestro objetivo es sumar cuatro más. Uno más en la ciudad de Mar del Plata y el resto en las provincias de Mendoza, Misiones y Salta", remarcó Cavicchioli.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

5 Comentarios

Chris Martin Reportar Responder

Tambien son mejores los lamborgini,pero el argentino clase media, no pued mas q aspirar a un auto clase b.. q no superan lo$ 250mil.. es nuestra realidad

carlosromanlex Roman Reportar Responder

SEGUIMOS IMPORTANTE BASURA.,, PORQUE NO IMPORTAMOS MODELOS EUROPEOS QUE SON DE CALIDAD Y RECONOCIDOS

Jorge Perez Reportar

facil: ¡ IMPUESTOS EXORBITANTES!

Gerardo Gomez Reportar

Importan lo que se puede vender.

Daniel Jorge Delmenico Reportar

Lo que pasa que los chinos son baratos en cambio los europeos son caros.

Videos

Notas Relacionadas