El nuevo sedán con el que Jaguar quiere conquistar a los ejecutivos argentinos
Autos

El nuevo sedán con el que Jaguar quiere conquistar a los ejecutivos argentinos

La nueva generación del XF costará entre US$ 105.000 y US$ 140.000. 29 de Noviembre 2017

Con el principal objetivo de cuadruplicar sus ventas a nivel global, Jaguar presentó en el país la nueva generación del XF, uno de sus vehículos insignia con el que espera posicionarse en la cima dentro del segmento de alta gama. Este rediseño del sedán deportivo de la compañía británica se comercializará en la Argentina en dos versiones: XF Prestige, que tendrá un valor de US$ 105.900, y XF S, que costará US$ 139.900.

“Jaguar era conocida como una marca de nicho, pero hoy ya está fuerte en el país y tiene un compromiso de largo plazo para traer sus productos y hacer grandes cosas”, afirmó Dany Aizen, gerente de Jaguar Land River en Argentina, durante el evento lanzamiento realizado en la boutique de la empresa en Núñez. El XF será desarrollado por completo en la planta de Castle Bromwich, Inglaterra, y, según revelan desde Ditecar, importadora oficial de Jaguar, ya comenzaron a recibir los primeros pedidos.

Una de las principales novedades de esta nueva generación tiene que ver con su peso. Su arquitectura fue desarrollada en un 75 por ciento de aluminio lo cual la hace más ligera que su antecesora y produce una reducción de peso de hasta 80 kilogramos con respecto a otros modelos dentro del segmento. Además, incorpora el sistema All-Surface Progress Control, que permite mejorar la conducción a baja velocidad en condiciones adversas.

En lo que tiene que ver con la motorización, la versión Prestige contará con un motor Ingenium naftero 2.0 de cuatro cilindros y 250 caballos de potencia, mientras que el modelo S tiene incorporado un motor V6 3.0 de 380 caballos. Las otras dos herramientas por las que se diferencian ambas versiones son el sistema de sonido –el Prestige tiene un Jaguar de 80W y el S un Meridian de 380W– y las llantas de aleación –en el Prestige son de 18 pulgadas y en el deportivo son de 20 pulgadas.

Para Aizen, el XF está apuntado a conquistar al público ejecutivo. “Es un auto sofisticado de alta gama y en la Argentina apuntamos a directores de compañías, aunque también a personas que gustan de combinar la deportividad que su motor puede ofrecer sin resignar el confort”, señaló en diálogo con Apertura.com. Asimismo, el ejecutivo destaca que 2018 puede ser un año positivo para el segmento premium. “Hay expectativas fuertes de alcanzar el próximo año las 200 unidades vendidas. Pensemos que en 2016 la marca vendió nueve autos en la Argentina y esperamos cerrar 2017 con 70 autos vendidos”, expresó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas