De qué se trata el car-sharing: el sistema de movilidad sustentable que crece en Estados Unidos y Europa
Autos

De qué se trata el car-sharing: el sistema de movilidad sustentable que crece en Estados Unidos y Europa

Quienes adhieren a la alternativa comparten vehículos y abonan su uso según las horas que lo posean.

Por María Ana Ventura 03 de Agosto 2016

Un auto es estacionado, el conductor recoge sus cosas, se baja, lo cierra y se va. A los minutos, una mujer se acerca al mismo vehículo y mirando la pantalla de su smartphone, chequea que sea el que la aplicación le indica. Apreta el botón del candado abierto en la pantalla, abre el auto, se sube y emprende su camino a 8 dólares la hora de uso. Así funciona Zipcar, la red de car-sharing más grande del mundo. Nacida en el 2000 en Massachusetts, ya opera en más de 500 ciudades.

En ciudades saturadas por el tráfico, falta de espacio para estacionar y emisiones de carbono descontroladas, los autos pasan la mayor del tiempo parados o son ocupados por un solo pasajero. En este contexto, el sistema de car-sharing es una alternativa de movilidad sostenible que se expande en Estados Unidos y Europa.

Fundado en los principios de una economía colaborativa, modelo basado en el intercambio entre particulares de bienes y servicios que permanecían ociosos o subutilizados a cambio de una compensación, el car-sharing genera valor para todos los involucrados en la cadena. Para el dueño de un vehículo, es la posibilidad de “poner a trabajar” un bien subocupado y una fuente de ingresos; para el usuario, la posibilidad de usar un vehículo a un precio menor al de los alquileres tradicionales y prescindir de los costos fijos que supone tener uno propio. Para las comunidades, menos autos en el espacio público y menos ruido; y para el medio ambiente, menos emisiones de carbono.  

Solo en los Estados Unidos existen más de 200.000 miembros y 16.000 autos en el sistema de car-sharing. Un mercado competitivo en el que participan las empresas de alquileres tradicionales y las automotrices. Como ejemplo, Avis Rent a car adquirió Zipcar en 2013, Daimler lanzó su servicio  Car2Go en 2008 y BMW hizo lo propio con Drive Now en 2013.

Un nuevo paradigma de consumo colaborativo que nos desafía a resignar el viejo orgullo del título de propietario y andar más livianos con el de usuario. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas